Salirnos del juego interminable de la culpa

Actualizado: feb 17

En el último año, he tenido la oportunidad de trabajar en equipos donde todas practicamos la Comunicación No Violenta. Como en cualquier grupo de seres humanos, pueden haber mal entendidos, acciones desacertadas, falta de información, inseguridades y miedos que afloran.


Ante por ejemplo, los "errores" podemos entrar en el juego interminable de quién tuvo la culpa o, asumir cada una un poco de responsabilidad y usar formas propositivas y apreciativas de sacar adelante la misión y visión compartidas. De enfocarnos en lo que queremos, en lugar de lo que no queremos.


Puedo ver como cuando tendemos a culpar o culparnos, nos estancamos y diminuye nuestra creatividad. Cuando podemos hacer la pausa, hacer un auto chequeo, chequear cómo está el equipo, bajar un cambio, hacer la pausa, recordarnos entre todas cómo deseamos trabajar, qué es lo que nos convoca a estar juntas en el proyecto, ahí se destraba algo y podemos, imaginar alternativas y cuidar el vínculo. Porque en medio de la calentura podemos afectar los vínculos de una forma que va a hacer más difícil cada día poder hacer el trabajo que queremos.


Cuando por el contrario, navegamos las dificultades juntas cuidando la empatía y también la honestidad, esto fortalece la confianza de una manera que nos da la seguridad que contamos con las demás y que vamos a poder juntas con lo que venga.


Respirar, ir a las observaciones, apreciar lo logrado, las cualidades humanas propias y de los demás, observar los juicios y transformarlos en lo que sentimos y queremos y desde ahí comunicarnos, es clave para salir del juego de la culpa y entrar en el juego colaborativo, que cuida la misión y la visión y los vínculos.


Cuando las aguas se calman, cuando hemos hecho lo que está en nuestras manos y hemos podido bajar la adrenalina, vale la pena, encontrar espacios de retroalimentación, de poder aprender de lo sucedido y evolucionar como equipo y seres humanos. Este es otro nivel que he experimentado en uno de los equipos y quiero seguir fortaleciendo. No tomarnos personalmente la retroalimentación de los demás y a la vez, escuchar atentamente las necesidades detrás de las palabras y el potencial de aprendizaje y contribución al grupo.


Si quieres saber cómo puedes aprender Comunicación No Violenta para trabajo de equipos y empresas, escribanos a comunicaccionplena@gmail.com o llámanos al +573196500685.


Claudia Sánchez Comunicación Plena Comunicación No Violenta en Colombia




37 vistas

Claudia Sánchez

© 2018 por Comunicación Plena.
 

Calle 94 No. 72A - 92

comunicaccionplena@gmail.com

+57 3196500685

Colombia

  • YouTube
  • Facebook icono social
  • https://www.instagram.com/comunicaci