Repensarnos las "imágenes del enemigo"

Actualizado: 22 jul 2020

La Comunicación No Violenta nos invita a explorar la auto-empatía para comunicarnos mejor con nosotr@s mism@s, la empatía y la expresión honesta para cuidar de nuestras relaciones interpersonales y profesionales y a tomar consciencia de cómo usamos nuestro poder para lograr transformación social. Es una herramienta para ayudarnos a transformar los juicios en sentimientos y necesidades humanas universales. Los juicios nos alejan de la comprensión y confianza necesarias para cuidar las relaciones en familia, en la escuela, trabajar en equipo, relacionarnos con personas en las redes sociales y construir una cultura de paz en nuestro país. Los sentimientos y las necesidades humanas universales nos conectan y acercan.


Comprender que nuestro sistema nervioso y nuestro cerebro reaccionan ante los estímulos que perciben como amenazas y se relaja ante los que les generan confianza y empatía, es importante para construir relaciones más sanas y comprendernos. Poder notar indicadores corporales relacionados a las emociones como la ira, la tristeza, la alegría, el miedo, el asco y la sorpresa, nos permite gestionar mejor nuestras reacciones en nuestros vínculos. Algunos indicadores pueden ser tensión muscular, calor, frío, dolor, etc.


Esto lo podemos ver cuando nos dicen algo que creemos es un ataque o reproche como: "Tú nunca me contestas el teléfono" (reacción) o, cuando por ejemplo nos dicen algo que interpretamos como un signo de aprecio como: "eres mi hija y te quiero" (relajación).


Cuando percibimos algo como un ataque, la mente se activa y tenemos pensamientos que van construyendo " una imagen de enemigo". Veámoslo con un ejemplo:


Ana: "¿Alcanzas a lavar la loza?"

Sofía: Piensa: "a mi no me toca, yo estoy haciendo más que ella, voy a hacer también todas las actividades relacionadas a nuestras mascotas. No está siendo justa"


Después de este pensamiento la conversación puede ir en dos direcciones:


1) Desde la imagen del enemigo:

Sofía: "esta tarea no la tengo que hacer yo, te toca a ti, yo voy a hacer más esta semana."

Ana: " eres imposible, te toca a ti."


2) Desde la consciencia de la Comunicación No Violenta:


Sofía: Pi