La Comunicación No Violenta como habilidad del siglo XXI

Escrito por: Vedabhyas Kundu, Gandhi Smriti and Darshan Samiti, Nueva Delhi, India

Traducido por: Khushi Nigam, Kirori Mal College, Nueva Delhi, India

Correcciones: Claudia Sánchez, San Francisco de Sales, Cundinamarca


La ruptura de las relaciones, la cultura altamente individualista y materialista y la inherente falta de cohesión social reflejan las tensiones de la sociedad moderna. Para negociar estas

complejidades y contribuir a una coexistencia armoniosa, los jóvenes, de hecho todos los

ciudadanos, necesitan adquirir diferentes conjuntos de habilidades del siglo XXI. Como la

comunicación es una parte integral de todas nuestras relaciones e interacciones sociales, el

desarrollo de nuestras capacidades comunicativas, que es de naturaleza positiva, es fundamental. En este sentido, es importante que los individuos desarrollen un ecosistema de comunicación saludable. Para la evolución de un ecosistema de comunicación saludable, el objetivo necesita ser practicar la comunicación no violenta como parte de nuestros hábitos diarios.


Este ecosistema de comunicación no violenta también ayuda a contribuir a la expansión del

capital social y el comportamiento prosocial en la sociedad. Un ecosistema de comunicación

saludable comprende los principios del bienestar del individuo y de la sociedad; ayuda a

fortalecer las relaciones y contribuye a la cohesión social. Por ejemplo, en un entorno de

ecosistema de comunicación saludable, es probable que los individuos alimenten una mayor

solidaridad y compromiso. Con el uso de la comunicación positiva, pueden llegar a los demás y es probable que evoquen valores que puedan beneficiar a otros y a la sociedad en general. Diversos estudios señalan también como las prácticas de comunicación saludables que implican compasión y empatía conducen a un comportamiento prosocial.


La comunicación no violenta es un enfoque de comunicación holístico que subraya la

importancia de la interconexión humana. Abarca nuestra comunicación intrapersonal, la

comunicación con los demás, la comunicación en la sociedad en general, la comunicación con la naturaleza y la comunicación con otros seres vivos. Su premisa es que en caso de una

comunicación deficiente, ya sea una autocomunicación destructiva (como malinterpretar una situación contra uno mismo), las interacciones con los demás, en la sociedad, con la naturaleza o con otros seres vivos, se producirían trastornos en nuestras relaciones.


El veterano gandhiano Natwar Thakkar nos ofrece una comprensión detallada de la

comunicación no violenta. Él señala (Kundu, 2018):


“Para mí, la alfabetización en comunicación no violenta significa cómo nuestros esfuerzos de comunicación comunicación deben ser no violentos; cómo nuestra habilidad y capacidad para comunicarnos no sólo con con nosotros mismos, sino con nuestra familia y la sociedad, sea no violenta en todos los aspectos y en general, cómo todo el proceso de comunicación, ya sea entre individuos grupos, comunidades y el mundo en general, debería ser de naturaleza no violenta.
Esto implicaría una profunda comprensión del arte y la ciencia de la no violencia y su
importancia en todas nuestras a