¿Alguna vez te preguntaron cuáles eran tus necesidades?

En medio de una discusión donde parece que no se llega a ninguna parte y que en lugar de entendernos, la separación y reactividad escala, que un tercero o que alguna de las partes, en medio de la discusión, pregunte por la intención detrás de las palabras, el anhelo o las necesidades subyacentes que cada uno está intentando defender o hacer entender, genera un potencial de comprensión, transformación y auto-conocimiento.


Imagina que alguien, en medio de una situación en la que te sientes reactiv@, desconectad@, frustrad@, triste, dolid@, te preguntara: ¿Qué necesitas, qué es importante para tí en esta situación? Probablemente, sientas un alivio increíble y un "volver en ti".


El tema está en que confundimos las necesidades con las estrategias para lograr satisfacer dichas necesidades. La necesidad es el anhelo, tus valores, la vida misma pulsando, motivándote. Algunas necesidades pueden ser básicas como: aire, alimentación, descanso, contacto físico, vivienda...; otras se relacionan a nosotr@s como individuos como: autonomía, autenticidad, propósito, autoestima...; otras se relacionan con los demás como: apoyo, comprensión, comunidad, empatía, seguridad emocional, pertenecer...


La estrategia es la manera como decidimos satisfacer dichas necesidades. Marshall Rosenberg, creador de la Comunicación No Violenta, decía que los conflictos se dan a nivel de estrategias, que a nivel de necesidades no hay conflicto. Según este enfoque, compartimos las mismas necesidades como humanos, no debemos olvidar las necesidades de los animales y la naturaleza, pero elegimos distintas maneras de satisfacer dichas necesidades.


Cuando logramos conectar con el anhelo, es como si se abriera una puerta a nuevas posibilidades de satisfacer las estrategias, de comprender que los demás comparten las mismas necesidades y que si tenemos la disposición al diálogo podemos comprender nuestr@s necesidades y las de los demás y encontrar estrategias que nos sirvan a ambos.


Qué tal si de ahora en más te preguntas: ¿qué necesito en esta situación? ¿Esto qué pienso es una estrategia o una necesidad? ¿Cuáles serán las necesidades del/la otr@? ¿Puedo preguntárselo? ¿Está el otro / la otra dispuest@ a usar esta estrategia? ¿Hay nuevas posibilidades luego de tener claras las mías y haber escuchado o imaginado las de los demás?


Comunicación No Violenta Colombia

10 vistas

Claudia Sánchez

© 2018 por Comunicación Plena.
 

Calle 94 No. 72A - 92

comunicaccionplena@gmail.com

+57 3196500685

Colombia

  • YouTube
  • Facebook icono social
  • https://www.instagram.com/comunicaci